lunes, 2 de marzo de 2015

TODO ES UN SAINETE




Por Damian Prat
Todo es un sainete.  Una farsa.  Cada día de la semana anterior, Maduro hizo discursos “contra el imperio”, denunciando que “lo agreden” hasta llegar a lo del sábado.    

El jueves, por ejemplo, mientras se desgañitaba tratando de hacer creer a sus seguidores que es víctima de una guerra del imperio, en el salón de al lado (o de atrás o un poquito mas allá) el presidente de Pdvsa invitó y recibió con fanfarrias y abrazos al “chairman” de la poderosa transnacional estadounidense Schlumberger para pedirle que amplíe la línea de crédito que esa empresa le otorgó a Pdvsa el año 2013 por mil millones de dólares.

Quizás hasta el propio Maduro estuvo un ratico en el salón con abrazos y sonrisas antes de ir al set de TV donde se colocaría la máscara y hablaría “contra el imperio”  y “denunciaría”  que lo quieren “derrocar con un golpe”.

Véanlo.  Léanlo.  La nota está en muchos medios a partir de un boletín de prensa de Pdvsa y en una nota de Reuters pero incluso está en la página web oficial de Pdvsa.  Allí está la foto con el jefe rojíto de Pdvsa, Del Pino y Mr Kibsgaard.  “Profundizan acuerdos”, dice una.  “Dispuesta a ampliar línea de crédito”, titula otra.   Lo hemos referido varias veces.

A finales de 2013, cuando ya era claro que el enorme endeudamiento de Pdvsa (y del país) hacía imposible que Pdvsa cumpliera con sus aportes a los proyectos conjuntos de la Faja con varias transnacionales, recurrió a ellas para pedirles auxilio.  Chevron (entre cuyos accionistas está Bush),  Schlumberger y Halliburton (misma que maneja muchos proyectos en Irak post Saddam) mas Repsol (a la que Maduro amenazó con expropiar si en diarios de España seguían denunciando las corruptelas o atropellos de su gobierno)  juntaron créditos por casi 10 mil millones de dólares para evitar la paralización de esos proyectos petrolíferos de Pdvsa.

Maduro y sus ministros se abrazan con ellos, firman con ellos, reciben aliviado los créditos y luego va a los micrófonos y denuncia que “el imperio me quiere derrocar. Me ataca y quieren ahogar a la revolución bolivariana”.  Todo es un sainete para engañar incautos y hacerse la víctima a fin de tapar el desastre de su gobierno contra Venezuela y su pueblo.  Incluso, para tapar el grave deterioro de Pdvsa que debe recurrir al oxígeno de las transnacionales para completar los proyectos de la Faja.

Es de lamentar que Pdvsa ahora no tenga capacidad para cumplir con sus aportes a unos proyectos conjuntos con  varias transnacionales.  Es positivo que esas transnacionales si cumplan y los proyectos avancen aunque parte de lo que se produzca tendrá que ser para pagarles a ellas los créditos, como es obvio.  Es indignante  la farsa, el engaño, de hacerse la víctima para disfrazar la realidad de la ruina económica causada por la robo-lución y para intentar crear un caos político que le justifique ilegalizar a la oposición democrática, de cara a las parlamentarias.  Ese show inescrupuloso del “ataque del imperio” fue inventado en los laboratorios del gobierno ante la evidencia del enorme descontento popular, incluyendo a por lo menos la mitad de la base que era chavista.

TIP  1:  Aumento de la gasolina.  ¿Harán el anuncio ésta semana?.  Hay varias versiones, pero incluso los “bomberos”  que atienden las estaciones de servicio ofrecen a los conductores su versión.  Que el aumento será progresivo.  En tres tandas. Que llegará a tres bolívares por litro, dicen unos.  O a Bs.5/litro, aseguran otros.  Todos coinciden en que el estado de semi ruina en los surtidores de muchas “bombas” complicará el cambio y en todo caso costará mucho que puedan funcionar como antaño con tarjetas de débito que serían necesarias si, por ejemplo, llenar un tanque de 50 litros cuesta Bs. 150 o de 100 lts que supondrá Bs. 300.

TIP  2:  ¿Se acuerdan de la campaña electoral de 2012 cuando la maquinaria de propaganda sucia del gobierno le inventó a Capriles un falso programa de gobierno que incluía un “paquetazo”?.   Busquen a los diputados y ministros declarantes o las notas de guerra sucia de VTV y los medios gobierneros que chillaban porque “Capriles piensa aumentar la gasolina”.   ¡Eran ellos los que tenían el “paquetazo” oculto entre pecho y espalda!.

TIP  3:   Je je je.  El mismo día en que Maduro –como parte del sainete- clama al mundo “por una cruzada contra estados Unidos y una rebelión mundial contra el imperialismo”, los negociadores de alto nivel de Cuba y EEUU avanzaban en un acuerdo para  poder reabrir las embajadas (o al menos designar embajadores) en Washington y La Habana.   Según Mrs Roberta Jacobson, Cuba habría dejado de lado  -por el momento- su exigencia de ser sacada de la lista de “países patrocinadores del terrorismo” a fin de facilitar esa reapertura de embajadas.  La negociadora cubana dejó ver que solo hay un obstáculo en el uso de mecanismos bancarios en EEUU por parte de ellos.

TIP  4:  La gran fiesta.   El mismo sábado en que Maduro hablaba de su “guerra contra el imperio” (aunque sigue enviándole petróleo), en La Habana armaron un enorme “rumbón”, una verdadera fiesta del “jet set”, en una feria del tábaco, con bebidas y comidas de súper lujo, donde el hijo y el nieto de Fidel Castro festejaron junto a Paris Hilton, la excéntrica heredera del “imperio Hilton” y Naomi Campbell.  Fidel Castro, en 1960, expropió el Hotel Hilton de La Habana.  ¿Cuándo abrirán el nuevo?.

TIP  5:   Leer.  Busquen el portal armando.info.  Periodismo de investigación.  “¿Quién tiene ahora las 34 emisoras de radio que el gobierno cerró en 2009?”. Y otros trabajos. Busquen la sección Expediente que sobrevive en El Universal el gran trabajo del periodista Francisco Olivares, apoyado en las denuncias de nuestro diputado Andrés Velásquez, recordando aquel caso de “Los 500 millones de dólares”, de nuestro destrozado aluminio y el banco ruso en El Líbano.   Y su análisis titulado “Pepe y el golpe de izquierda”.

TIP  6.  Leer.  En el portal La Patilla, el comunicado de Alimentos Polar explicando sus aportes de solución a la crisis de producción en Venezuela e incluso los obstáculos para algunos proyectos.   Busquen en runrún.es  el trabajo de @boonbar sobre el tristemente recordado atropello a Marvinia Jiménez por una efectivo de la GNB en Valencia.  Y en Prodavinci.com el trabajo que analiza la declaración del hoy ex presidente Pepe Mujica sobre “un golpe militar de izquierda en Venezuela”.

TIP  7: Leído en twitter.   1.-   @CaprilesPuntoTV  “El gobierno le da un arma a un muchacho sin formarlo, ni advertirle la responsabilidad de portarla, @hcapriles”.  2.-  @NestaresJAIME  “Según el reportero CNN Internacional este sería el decimosexto (16) Golpe de estado en marcha….”Cup-Plot” ya el tono es de burla. Claro”.   3.-   @lorearraiz  “Hace poco @LuisChataing dijo: Maduro afirmó que si USA seguía su guerra contra Venezuela, se vengaría enviando mas petróleo”.  4.-  @olucien  “De pana Maduro, un pelín de coherencia. ¿Por qué seguir vendiendo petróleo a esos gringos imperialistas, golpistas?”.  5.-   @ManuelSuarezQ  “Maduro prohíbe a Bush entrar a Venezuela. Alguien que le diga que es uno de los dueños de Chevron operadora de la faja del Orinoco”.  6.-  porlagoma  “Mientras @NicolasMaduro hace el ridículo, el hijo de Fidel Castro posa en selfie con Paris Hilton”.   7.-  @BMarmoldeLeon  “Saludo solidario al valiente equipo de Tal Cual, que decidió reinventarse para mantener abierta esa trinchera del periodismo independiente”.   8.-   @ManuelGuevaraB  “No hay nada peor para un país que cuando los extremistas, los fundamentalistas y fanáticos se apoderan de un él…”.   9.-   @Loisinet  “Dólar paralelo llega a Bs. 221 Que forma tan extraña de torcerle el brazo y pulverizarlo…”.   10.-  @ClavelRangel  “#Sutiss: “Así como el Gobierno pide la no injerencia de EEUU, nosotros exigimos la no injerencia del Gobierno en nuestras elecciones”.
Tweet







Posted: 02 Mar 2015 03:27 PM PST
thumbnailArmandoMartiniPietriParece claro que Nicolás Maduro, su Gobierno y el PSUV, con la aceptación supina de los grupos y partidos que integran eso llamado Gran Polo Patriótico, en las narices de la Mesa de la Unidad Democrática, del empresariado, del movimiento laboral de todo tipo, de los militares de quienes dicen algunos analistas que están “molestos e incómodos” pero no dan la menor señal, de los medios que han tomado la vía de no ser molestos y de los gobiernos extranjeros, están armando una novela que capitulo a capitulo conforma el escenario estelar para retrasar las elecciones parlamentarias.

No para suspenderlas, pues caerían en rompimiento constitucional, lujo que todavía no pueden darse con demasiada frecuencia. Pero es que no necesitan suspenderlas –por ahora: necesitan comprar tiempo. Correr la arruga confiando en que las cosas mejoren. Que aparezcan productos –por arte de magia, porque ni Cuba ni el hermano Evo, ni la camarada Cristina, ni la amiga Dilma, ni el graduado en el imperio Correa, ni el mejor amigo Santos, ni los complicados camaradas chinos y rusos pueden ayudar más- para siquiera reducir las colas, que las policías nacionales mejoren un poco, que alguien en el chavismo aprenda a hacer algo bien, que descubran cómo hacer que cada día más venezolanos angustiados dejen de fijarse en Leopoldo López, María Corina Machado, Antonio Ledezma y los otros pocos dirigentes opositores realmente nacionales.

Y en dirigentes con peso propio en cada región, estado, municipio y zona popular del país, porque entre la increíblemente torpe economía y el desastre que integra la cúpula una vez chavista y ahora madurista, aferrada con dientes y uñas a Nicolás Maduro y el poder, ya no quedan –casi- zonas chavistas en el país. Y en las pocas que van quedando, crecen el desánimo, el fastidio y la crisis de fe revolucionaria.

Los castro-maduristas se ahogan, lo peor que le puede pasar a un político populista es que lo alcance la realidad, y eso es lo que los está presionando contra la pared. Sólo les queda gruñir, amenazar, inventar ilusiones que saben perfectamente que ni quieren ni pueden cumplir porque ni saben cómo hacerlo ni creen en ellas; concebir pretextos y enemigos culpables de todo –Estados Unidos, la derecha, los empresarios, los oligarcas, los medios, la guerra económica, los pelucones y, por supuesto, el preso de Ramo Verde.

No saben qué hacer y la cosa se complica, Cuba los abandona mansamente en brazos de Barack Obama y de la derecha económica, la Unión Europea los rechaza y hasta los camaradas populistas de Podemos Pablo Iglesias y Juan Carlos Monedero oyen cantar el gallo europeo y los niegan. Los investigadores amigos y los que trabajan para la oposición les dan las mismas conclusiones: cada vez los quieren menos, ya no son lo que fueron, Chávez se les murió, sólo les queda Maduro; a Chávez provocaba creerle aunque en el fondo supieran que mentía, a Maduro ni le creen ni provoca escucharlo, perderán cualquier consulta popular, y empezarán por perder las fundamentales elecciones parlamentarias.

Como no saben qué hacer ni tienen propuestas atractivas que lanzar, lo único que les queda es retrasar las parlamentarias, ganar tiempo a ver si pasa algo. Táctica instaurada para el referéndum revocatorio con excelentes resultados. Maduro y el Gobierno va poniendo problemas, distracciones, abusos, exigencias que enreden las cosas, que motiven a la gente a salir a la calle a protestar; necesitan un ambiente cada día más tenso, más enredado, más inseguro, más desagradable, necesitan caracazos que justifiquen decisiones tan graves como suspender algunas garantías. Y sin garantías habría que posponer las elecciones parlamentarias.

La pregunta es si la Mesa de la Unidad lo sabe, si entiende que no es una simple casualidad sino un plan trazado. Una estrategia bien concebida y diseñada. La otra interrogante es qué está planificando hacer la MUD para ganar las parlamentarias. Porque deben realizarse por encima de cualquier otra posibilidad.

Ésa es la bandera, no hay otra en la práctica, en la realidad. Con una Asamblea Nacional opositora la MUD seguramente se desmoronará, el chavismo deberá reconducirse a ser un partido de masas, pero no una ineficiencia en el poder. Los partidos opositores que individualmente no han podido superar al núcleo firme del PSUV, tendrán que salir, de verdad, a meterse en los barrios, a construir militancia, a ser ideologías con programas y soluciones. Eso es sano para la reconstrucción de la democracia y de la dignidad política nacional.

Porque, a ver si lo entienden de una buena vez, la Venezuela con capacidad de recuperarse, la Venezuela de la tecnología, de las empresas grandes, medianas y pequeñas, de la recuperación del campo, del relanzamiento del negocio petrolero como totalidad, del proceso de conversión en un país con calles pavimentadas, limpias y seguras, con economía confiable porque depende de la iniciativa y no de las dádivas, exigencias y corrupciones del Gobierno, con un Estado que funcione porque es profesional, técnico y experto, esa Venezuela, amigos, es la que ya ha comenzado.

Quizás muchos no se den cuenta, los chavistas no la ven pero la sienten, la huelen, los países tachados de imperialistas saben que está allí, está viva y respira con fuerza. Es la Venezuela de una vigorosa y pujante clase media que garantice a la gran mayoría una excelente calidad de vida y un futuro promisor para las ulteriores generaciones que ya están naciendo y creciendo, que no pueden seguir esperando.
Tweet

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada