lunes, 16 de marzo de 2015

EL LAVADO DE DINERO y VENEZUELA



Entre los investigados se encuentran el ex viceministro de Energía Nervis Gerardo Villalobos, el militar Alcides Rondón (que ocupó puestos clave de seguridad con Chávez), el exviceministro de Desarrollo Javier Alvarado, el jefe de los servicios de inteligencia Carlos Aguilera y los empresarios Rafael Jiménez y Omar Farias.
Cuatro ex altos cargos del gobierno de Hugo Chávez y dos empresarios venezolanos están presuntamente implicados en un caso de lavado de dinero en España, según un informe de la unidad española antiblanqueo (Sepblac) al que tuvo acceso el diario El Mundo. 

El periódico español publica hoy que estas personas figuran en la relación de clientes del Banco Madrid, filial española de la Banca Privada de Andorra (BPA), intervenida el 10 de marzo por el Instituto Andorrano de Finanzas (INAF), el regulador financiero de Andorra. El Banco Madrid fue intervenido por el Banco de España horas después.

En el informe remitido por la Sepblac, la entidad informa de que Banco Madrid no tomó las medidas necesarias para evitar el blanqueo de dinero.

Entre los investigados se encuentran el ex viceministro de Energía Nervis Gerardo Villalobos, el militar Alcides Rondón (que ocupó puestos clave de seguridad con Chávez), el exviceministro de Desarrollo Javier Alvarado, el jefe de los servicios de inteligencia Carlos Aguilera y los empresarios Rafael Jiménez y Omar Farias.

Según El Mundo, estas seis personas "han podido manejar fondos en España procedentes presuntamente de sobornos millonarios a cambio de adjudicaciones del régimen venezolano".

El diario agrega que el informe del Sepblac va más allá de la información difundida hace unos días por la unidad antiblanqueo de Estados Unidos (FinCEN) que afirmó, sin dar nombres, que "BPA facilitó transferencias por valor de 4.200 millones de dólares relacionadas con blanqueo de capital venezolano".

El supervisor financiero andorrano intervino el BPA tras la comunicación del FinCEN estadounidense, que señalaba a la entidad por un presunto delito de blanqueo de capitales procedentes del crimen organizado.

El departamento del Tesoro de Estados Unidos acusaba a algunos directivos del BPA de colaborar en el blanqueo de dinero de clientes chinos, rusos, mexicanos y venezolanos.

Entre los clientes del grupo estarían el Cártel de Sinaloa, organización criminal mexicana dedicada al narcotráfico; Andrei Petrov, presunto miembro destacado de la mafia rusa y la petrolera estatal venezolana Pdvsa. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada